Supongo que esto es otra causa perdida, Señor Paine. Ustedes no saben nada sobre causas perdidas. Pero el Señor Paine sí. Una vez dijo que eran las únicas por las que merece la pena luchar. Y luchó por ellas en una ocasión, por la única causa que un hombre debe hacerlo. Y por una pura, llana y sencilla norma: ama a tu prójimo. En este mundo lleno de odio el hombre que cumple ese precepto es digno de confianza. Usted conoce ese precepto, Señor Paine. Y yo le admiraba por eso igual que mi padre. Usted sabe que ha luchado por las causas perdidas con más fuerza que por muchas otras. Incluso moriría por ellas, como hizo el hombre que ambos conocimos, Señor Paine. ¿Cree usted que estoy vencido? Todos piensan que estoy vencido. ¡Pues bien, no lo estoy! Y voy a quedarme aquí para luchar por esta causa perdida aunque en esta cámara abunden las mentiras como esta. Y los Taylor y todos sus ejércitos entren en este lugar. Porque alguien me escuchará.

Jefferson Smith / Caballero sin espada (Frank Capra, 1939)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s