Es curioso lo que uno puede recordar. Porque yo no recuerdo cuando nací, ni mi primer regalo de Navidad, ni la primera vez que fui de excursión. Pero sí recuerdo la primera vez que escuché la voz más dulce del mundo entero. Era como… un ángel.

Forrest Gump / Forrest Gump (Robert Zemeckis, 1994)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s